jueves, 27 de julio de 2017

Cartas a Javi 4

Querido Javier: 

Ayer cuando llamaste a contarme los resultados de tu examen estaba en sala, era imposible gritar (sin dejar en evidencia mi demencia precoz), así que me emocioné en silencio y les di un par de besos a los nenes para que la alegría del momento se extendiera a otros... Me puse a pensar entonces en todas las veces que me haz compartido tu alegría, tu buena onda y en general tus emociones; el cálculo me deja un saldo positivo y también una sonrisa. Tú sabes la gente llega y se va todo el tiempo de nuestras vidas, no se cuánto te quedes tú en la mía, pero por lo pronto es lindo que me dejes compartir esta parte de tu camino, es agradable caminar contigo.

Pensando en esto y aquello, he retrocedido en el tiempo para saber cuándo fue que apareciste en mi espacio visual, cuándo fue la primera vez que te vi, más allá de la impresión física quería recordar lo que sentí... No pude recordar que día era y mucho menos la hora, pero si el momento; estabas en la sala de reuniones de espaldas a mi, sentado de tal forma que solo podía ver tu cabello y un poquitín de tu espalda, hacías unas diapositivas y estabas tan concentrado que me llamó la atención y me quedé mirándote unos segundos, te vi pasar luego varias veces, siempre de espaldas, no sabía quien eras ni como eras, pero algo me enganchó. No supe tu nombre ni como te veías hasta mucho después, hasta que vencí mi resistencia y me paré delante de ti para saber de quien se trataba. De ahí hasta hoy haz logrado, sin querer lo sé, vencer muchas de mis resistencias, como siempre me cuesta definir si eso es bueno o malo, por el momento mis únicas certezas son: 1. Que soy feliz cuando tú eres feliz. 2. Que puedes contar conmigo, como diría Benedetti, no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo. 

¿Es raro no? cómo uno entra y se instala en la vida de otro, ¿destino? ¿casualidad? ¿el sol? ¿las estrellas? ¿Quién te puso en mi linea de vida? ¿Cuánto tiempo te quedarás? o ¿Me iré yo, como acostumbro? ¿Lograrás conocerme? ¿Sabré al fin quién eres?.... podría seguir infinitamente con miles de cuestiones que solo el tiempo responderá, supongo que no tiene sentido, por hoy terminemos aquí.

Ah! Sí! a propósito, es cierto nunca voy a poder ver "El Fantástico Sr. Zorro sin pensar en ti" 

Kats 

Porque te tengo fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario