miércoles, 16 de agosto de 2017

Carta Urgente a Javi 1

Mi querido Javier:

Mientras escribía el título de esta entrada reparé en todas las veces que te he escrito, me pregunto que pensarás sobre eso, es decir... no es común, es raro, hasta yo lo veo raro y eso ya es decir... ¿Por qué lo hago? ummm a decir verdad no estoy segura, creo que empecé porque tenía ganas de hablarte y no quería usar el whatsapp, pasa lo mismo hoy. Quiero hablarte, pero imagino que estas ocupado y no quiero molestar, odio ser impertinente o inconveniente... ya me leerás cuando puedas, cuando quieras o tal vez no. 

Imagino que ya estas en Lima ¿estarás emocionado? ¿Nervioso? Es decir es un nuevo comienzo, ya haz estado aquí antes pero... claro cada vez es diferente, otra ciudad, otro empleo, gente nueva o no tanto, en fin un cambio. Ahora reparo en que extraño escucharte hablar acerca de tus miedos, tus dudas, tus alegrías, de ti, de tus amigos, de tus novias, tus mascotas, tu familia... miles de historias, tus historias, mil veces mejores que tu silencio. Si nos vemos otra vez, te dejaré hablar, es una promesa... quiero saber de ti esas cosas que nadie sabe, quiero ir mas allá.

Si fuera más valiente o menos cobarde, te llamaría y te invitaría un café o una cerveza, pero no se si hoy estoy en condiciones de arriesgarme a recibir un no como respuesta. La última vez que te escribí te dije que iría tras de mi, y lo he hecho. Pero es más difícil de lo que suena, eso de pelear contra uno mismo es una batalla imposible de ganar... lo sé, se que tengo que dejarme llevar por el día a día, que no puedo controlarlo todo, que no esta mal llorar, llorar por el tiempo perdido, por la gente que ya no está, por los sueños que no se han cumplido. Lo sé, lo entiendo pero como me jode no haber aprendido a ser feliz, de todas mis negligencias, esa ha sido la peor. En un par de días es mi cumpleaños y mi deseo más férreo es poder desaparecer... si con eso no lastimara a mi madre o a quienes esperan que celebre, lo haría. 

Quiero que quede constancia de que lo intento, me he esforzado toda la semana por insertarme en mi vida, me compré por fin el pasaje a Tarapoto (no sé con que dinero llevaré a cabo tal viaje... pero está hecho), salí a tomar fotos el fin de semana, empecé otro libro, me apunté en un voluntariado... lo estoy intentando, lo juro. 

Te habrás dado cuenta que este no es de mis mejores días.

Llama, aparece... invítame un café, una cerveza quizá algo de comer... solo tu y yo sabemos el desastre que soy (bueno mi terapeuta también, pero no es ético salir con él) 

Kats

sábado, 5 de agosto de 2017

Cartas a Javi 5

Hola,

Sí, otra vez yo escribiéndote... esta vez más por necesidad que por gusto, por lo mismo no sé donde irán a parar mis palabras y me disculpo de antemano. Digo por necesidad, porque mi intención primera era hablar contigo directamente, tenía un embrollo en la cabeza y un nudo en el corazón, esperaba réplica, quizá, tal vez retroalimentación, necesitaba desesperadamente hablar, hablar contigo a decir verdad, quise coger el teléfono pero si no llamas tú... en fin ya está! tu ausencia ha vencido, el momento ha pasado y estoy aquí escribiendo porque es de las mejores cosas que sé hacer.

En mi última carta te escribí acerca de la primera vez te vi y sin querer usé un término que en psicología es un tanto peligroso, usé la palabra "enganche", y digo que es una palabra peligrosa porque no tiene que ver con la lógica, no se trata del físico o de la personalidad... Es ir caminando por la calle cruzarte con alguien y sin más, voltear.

Pero entonces si no existe una lógica consciente para explicar este fenómeno, debemos ir más allá... ¿Qué pudo ver mi alma en la tuya? dándole vueltas a eso reparé en otra primera vez... la primera vez que nos vimos fuera del hospital, sí esa vez en que te despachaste con tu drama romántico del momento jajajaja (felizmente la cerveza estaba buena) y surge una pregunta, "la pregunta" a decir verdad, ¿Porque rayos me quedé? si claramente vamos por caminos distintos ¿Porque sigo aquí, escribiéndote? cuando claramente no intereso.

De madrugada y con algunos cafés encima pienso mejor y entonces regreso al primer párrafo, realmente necesitaba hablar, pero últimamente es tan difícil mantener una conversación de más de cinco líneas contigo, no puedo culparte sé que he sido muy borde y que así como he pensado que otra en mi lugar no hubiera vuelto a salir contigo después de esa primera vez, sé que otro en tu lugar tampoco hubiera vuelto a hablarme después de mis épicos ataques de "sinceridad". Que difícil es darse cuenta que aun sin querer, una termina haciendo lo mismo siempre, me había propuesto no volver a relacionarme con alguien que no demostrara el mismo interés en mi, y ya me ves...

Pero ya está, la vida es muy corta para desperdiciarla con la gente equivocada... Es agosto, pronto será mi cumpleaños me toca ser feliz, recibir abrazos, obsequios, sorpresas... prometo que la próxima ves que te escriba ya no se tratará solo de ti, me esforzaré por tener cosas buenas que contarte, abriré muy bien los ojos para no perderme de nada, pero sobre todo iré tras de mi, solo tras de mi.

Es raro pero a veces siento que Arequipa está aun más lejos que Madrid...

Con menos cariño que antes, Kathia.


jueves, 27 de julio de 2017

Cartas a Javi 4

Querido Javier: 

Ayer cuando llamaste a contarme los resultados de tu examen estaba en sala, era imposible gritar (sin dejar en evidencia mi demencia precoz), así que me emocioné en silencio y les di un par de besos a los nenes para que la alegría del momento se extendiera a otros... Me puse a pensar entonces en todas las veces que me haz compartido tu alegría, tu buena onda y en general tus emociones; el cálculo me deja un saldo positivo y también una sonrisa. Tú sabes la gente llega y se va todo el tiempo de nuestras vidas, no se cuánto te quedes tú en la mía, pero por lo pronto es lindo que me dejes compartir esta parte de tu camino, es agradable caminar contigo.

Pensando en esto y aquello, he retrocedido en el tiempo para saber cuándo fue que apareciste en mi espacio visual, cuándo fue la primera vez que te vi, más allá de la impresión física quería recordar lo que sentí... No pude recordar que día era y mucho menos la hora, pero si el momento; estabas en la sala de reuniones de espaldas a mi, sentado de tal forma que solo podía ver tu cabello y un poquitín de tu espalda, hacías unas diapositivas y estabas tan concentrado que me llamó la atención y me quedé mirándote unos segundos, te vi pasar luego varias veces, siempre de espaldas, no sabía quien eras ni como eras, pero algo me enganchó. No supe tu nombre ni como te veías hasta mucho después, hasta que vencí mi resistencia y me paré delante de ti para saber de quien se trataba. De ahí hasta hoy haz logrado, sin querer lo sé, vencer muchas de mis resistencias, como siempre me cuesta definir si eso es bueno o malo, por el momento mis únicas certezas son: 1. Que soy feliz cuando tú eres feliz. 2. Que puedes contar conmigo, como diría Benedetti, no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo. 

¿Es raro no? cómo uno entra y se instala en la vida de otro, ¿destino? ¿casualidad? ¿el sol? ¿las estrellas? ¿Quién te puso en mi linea de vida? ¿Cuánto tiempo te quedarás? o ¿Me iré yo, como acostumbro? ¿Lograrás conocerme? ¿Sabré al fin quién eres?.... podría seguir infinitamente con miles de cuestiones que solo el tiempo responderá, supongo que no tiene sentido, por hoy terminemos aquí.

Ah! Sí! a propósito, es cierto nunca voy a poder ver "El Fantástico Sr. Zorro sin pensar en ti" 

Kats 

Porque te tengo fe.

martes, 18 de julio de 2017

Reto: A 30 días de los 30

Sí, en escasos treinta días celebraré mi cumpleaños número 30, siendo franca es algo que aun no puedo creer, un poco porque todavía me siento de 20 y por otro lado porque el último año ha sido como un ciclón, demasiadas cosas pasando al mismo tiempo, muchas malas decisiones, muchas personas que creí estarían en mi vida para siempre se han ido y así también otras han llegado, mientras yo, en algún punto del camino me detuve a mirar como se desplomaba todo a mi al rededor. Pues bien, he decido que es suficiente, necesito y deseo salir del este hoyo, pasar el bache, creer de nuevo, vivir y no solo sobrevivir. Se que no es fácil, por eso como buena amante de las listas he armado una con premisas sencillas, la idea al final no es cumplirlas todas, ojalá pueda, pero si no esta bien, la idea es que me ayuden a tomar impulso para empezar una vez más la tarea de encontrarme, de saber cual es mi lugar, cual es mi razón.




domingo, 2 de julio de 2017

Cartas a Javi 3

Hola,

Dicen que escribir o crear en general cuando estas feliz es difícil, que las mejores historias, poemas, pinturas, incluso las cartas de amor, se han creado en momentos de total desazón y tristeza, quizá por ello durante mucho tiempo fueron más populares las canciones de "desamor" que las melodías felices.1 Hasta ahora, a mi también me ha pasado que escribo más bonito cuando estoy triste, pero hoy quise darle la contra al mundo y escribir feliz. 

Sí, estoy feliz, me concentré tanto en que la energía del espectáculo se quedara en mi cuerpo que creo que lo conseguí y me desperté de muy buen humor, está de más decir que tu presencia contribuyó bastante a ello, aunque al principio me costó un poco pasar de las palabras al contacto real, al final creo que terminé por conseguirlo, si hubiera sido una cita, creo que podría decir que fue perfecta. 

Te había dicho antes que decir lo que siento me es más fácil si lo escribo, realmente aunque hablo demasiado generalmente no digo nada, pero ahora que lo pienso a ti te he dicho mucho 2, quise explicarte un poco porqué es que siempre te digo gracias, pero creo que me perdí en algún momento de la charla. Recuerdo haber iniciado diciendo algo sobre que creo que toda la gente que llega a nuestra vida sea de casualidad o por destino, lo hace por alguna razón y dije también que sé que no fue tan casual porque te arrinconé un "poquito" para que te quedaras en vida, pero sea por una cosa o por otra ha sido bueno conocerte, ya no creo que seamos tan parecidos como pensé al principio, aunque es cierto que a veces nos complicamos con las mismas cosas, que por ahí compartimos una que otra preferencia y que la labilidad emocional podría ser nuestra bandera oficial; somos muy diferentes. 

A estas alturas del día ya debes haber notado que realmente he amado tu obsequio, sí sé que dije que no era muy expresiva, bueno mentí, realmente si lo soy, pero pasa que si dejaba que mi emoción se desbordara probablemente hubiera terminado besándote 3 y no estoy segura que hubieras permanecido lo que quedaba de la tarde conmigo así que solo dije muchas veces que gracias, pero realmente lo amé, cubrió por demás todas mis expectativas, llegado a este punto solo puedo decir que yo, que ya no le tengo fe a casi nada, te tengo un poquito más de fe a ti, no estoy segura todavía si meterte en mi bolsillo o soplarte de mis dedos como a los dientes de león 4. Pero por hoy no importa, porque hoy estoy feliz, y no importa cuanto dure. 

Kathia.

Pies de Página. 
1. Al decir melodía no puedo dejar de pensar en la "melodiosa" chica del agua. 
2. Sigo pensando que sabes demasiado, sigo sopesando si debería eliminarte, por seguridad tu sabes.
3. Como cuando pusiste esa cara tan graciosa mientras te rascabas jajajaja, por cierto no te lastimes!! 
4. En fácil, no se si dejarte cerca o lejos. 

*Ah por cierto estoy escuchando a Leonel García, que canta música muy triste así que no creo que lo conozcas pero quería anotarlo, por lo del contraste. 

miércoles, 10 de mayo de 2017

Cartas a Javi 2:

Querido Javier, 

Esta más que una carta, es una confesión... Sí, debo confesar que te hice trampa, no te he dicho quien soy en realidad. Te he hablado de mi vida sin hacerlo realmente, te he contado acerca de algunos acontecimientos que viví pero he pasado por alto las partes que aún me duelen, y he cogido un par de curvas peligrosas para evitar los capítulos donde me veo mal. Pero no creas que mi intención ha sido parecer algo que no soy, pasa que últimamente mi estrategia consiste en obviar aquellas escenas, y recuerdos de todo y todos los que he perdido, porque su sola mención me hace polvo mierda. Pasé un año arruinando muchas de las cosas buenas que tenía en mi vida, relacionándome con la gente equivocada, buscando no se qué terminé perdiéndome.

La mayor parte del tiempo me funciona, hacer como que todo a pasado, que ya no forma parte de mi vida, pero hay días en que el monstruo que llevo dentro despierta y me quita el sueño, entonces quiero necesito hablar, pero no encuentro con quien y no es que no tenga amigos al contrario, los que conservo son incondicionales y no podría ser más afortunada, pero no puedo hablar con ellos y es ahí donde entras tú, por alguna razón cósmica interestelar inexplicable siento que puedo hablar contigo pero cada vez que estoy a punto de empezar a hablar pasa algo - o siento que tu necesitas hablar más que yo y te cedo el lugar, o me dejas en visto, o etc. - por eso estoy aquí escribiéndote sin importar que lo que digo tenga poco sentido.

Me siento extraviada, a pesar de que funciono en el mundo físico real, no se quien soy y mucho menos a donde voy, me han dicho "n" veces que parezco alguien determinada, segura y alegre, entonces reparo en que la mayoría no percibe lo asustada que estoy y lo gris que me siento. He descubierto en terapia que tiendo a enredarme con personas que exigen de mi más de lo que me dan, que son distantes y que me aseguran el abandono o el rechazo. La parte mas difícil de eso es que no entiendo porqué, supongo que todavía tengo algún tiempo para averiguarlo, pero lo que es definitivo es que estoy cansada harta de eso, al menos de modo consciente, ya no quiero luchar por la atención de nadie, no necesito hacer malabares para que me miren, ni tolerar lo intolerable y mucho menos conformarme, tiene que haber alguien en algún lugar del mundo a quien le baste lo que soy, alguien que pueda decirme que le gusto como para pintar de rosa todas las manchas de todos los dálmatas del planeta (ok no soy Murakami, pero tu entiendes a que me refiero).

Y bueno... eso es... eso soy, muchas dudas - ninguna certeza, verdades a medias y más de una falla, a esto me refería cuando te digo que soy un desastre.

Gracias por estar ahí, por tomarte el tiempo de leer.

Con cariño

Kats.

Aquí!!!! tenemos que ir a tomarnos todo el vino de Ica ;)

lunes, 17 de abril de 2017

Cartas a Javi 1:

Querido Javier:

Sí, lo sé esta es la forma más trillada y aburrida de iniciar una carta, pero son casi las tres de la mañana en este lado del mundo y no se me ocurre nada mejor. Debe parecerte bizarro que esté escribiéndote, sobre todo porque podría simplemente enviarte un whatsapp o algo más acorde con la tecnología que tenemos a mano, pero... no sé simplemente quería hacerlo.  

He pasado algunos días fuera de Lima y volver no está siendo nada fácil, saber que tengo que salir otra vez al mundo, que debo hablar con la gente y que necesito parecer funcional una vez más, solo ha logrado espantarme el sueño (algo que pensé solucionado). Sé que huir no es la solución, pero realmente se me da bien eso de no tener que ver a nadie, ni hablar con nadie por ningún medio, o salir (podría ser un Hikikomori muy feliz), pero vamos la realidad es que no tengo el dinero suficiente para mantener un estilo de vida como ese, así que estoy de vuelta.

Releyendo, noto que esta carta tiene un tono algo bastante deprimente y esa no es la idea, el plan ahora es organizarme, cambiar malos hábitos, deshacerme de todo lo que está estorbando mi camino (física y emocionalmente), re pensar en general que estoy haciendo con mi vida y a ver que sale, probablemente te cuente como voy, y si volvemos a vernos cuando regreses a Lima quizá puedas decirme si el cambio es notorio y si mi energía es diferente. 

Ha sido bueno saber de ti en estos días, me ha hecho sentir especial de cierta manera recibir tus fotos antes que las publiques y dejando de lado la vanidad, me hace feliz que le estés sacando provecho a tu salto al charco, eres un buen amigo (aunque me dejes en visto), gracias por eso, por animarme a ser siempre yo, aunque eso signifique ser un poco rara, freak o loca directamente, y gracias también por donarme "The OC" no sé que será de mi vida cuando acabe de verla. 

Bueno a pesar de mi reclusión auto impuesta durante estas vacaciones, tomé algunas fotos de los lugares a donde fui, no es Europa pero... hay lugares que tienen mucha magia, te comparto algo de lo que anduve haciendo... 

Naruto, uno de mis restaurantes favoritos. 
Malecón Cisneros en Miraflores, un día que fue a buscar al sol.

Parque María Reich Miraflores - Si ese día no solté la cámara.
Amo esta cámara ¿Se nota?
Esto es Tacama en Ica - tomé mas fotos pero esta me encantó

A propósito de estos días recordé una frase de un psicólogo famoso, Carl Jung y dice así: "La soledad es peligrosa. Es adictiva, una vez que te das cuenta de cuánta paz hay en ella, no quieres volver a lidiar con la gente." 

Hasta pronto, con cariño 

Kathia

Suena Ahora: Time after time  - en una versión que me gusta.

miércoles, 12 de abril de 2017

Proyecto Libro Viajero



Como ya les he mencionado antes amo leer y aunque es una actividad que definitivamente se puede hacer en solitario a veces también es interesante poder compartirla con un grupo de amigos con quienes puedas intercambiar opiniones, recomendaciones de libros, frases favoritas, etc.

Pensando en ello el año pasado asistí a un club de lectura, fue una gran experiencia, conocí gente muy bonita y reafirmé la idea de que los libros pueden cambiar tu vida; lamentablemente tuve que dejarlo, pero me quedé con ganas de continuar compartiendo libros y todo lo que encierran en sus páginas, así que cuando andando por la red encontré esta iniciativa llamada "libro viajero" vi la luz.

La idea consiste en juntarse con un grupo de amigos o conocidos, escoger un libro y leerlo uno a la vez, marcando las partes que nos gustan, escribiendo comentarios o reacciones y al terminar pasarlo al siguiente. Además se asigna un color a cada participante el cual identificará sus marcas y comentarios en el libro, de tal manera que al final todos podamos compartir las sensaciones e ideas que nos deja cada texto.

En lo particular me encantó la idea, no solo por lo que el compartir encierra, sino porque además soluciona el problema de los horarios e incluso el de estar en la misma ciudad que las otras personas que integran este peculiar club de lectura.

Finalmente después de indagar mucho me animé a invitar a algunos amigos (3) a participar conmigo en esta aventura, dos nos encontramos en Lima y dos en provincia (Huaráz y Tarapoto), además escogimos cada uno un color y un libro haciendo algo más dinámico el reto. Hemos terminado la primera ronda y ahora cada quien esta listo para enviar sus libros al siguiente compañero, lo que me hace mucha ilusión.

El libro que yo escogí fue Tokio Blues de Murakami, y mi color es el celeste, he marcado en él varias frases y párrafos  que me gustaron, también he agregado algunos comentarios, y aunque me parece que aun somos algo tímidos escribiendo y marcando en los libros creo que poco a poco nos iremos soltando, mejorando y marcando mejor las reglas del juego, por lo pronto estoy disfrutándolo mucho e intentaré contarles con regularidad como va esta aventura, y tal vez alguno se anime a iniciar su propio reto.

Hasta pronto.

Kats